loader image

¿QUÉ ESTÁS BUSCANDO?

Te ayudamos a viajar

Mariano Melgar

MARIANO MELGAR (1790 -1815)

Se considera que la literatura arequipeña y peruana republicana se inicia con la obra de Mariano Melgar, muerto seis años antes de la Independencia por la que había luchado, aunque su poesía ya anunciaba una nueva era. Se dice que a los tres años ya sabía leer y escribir, y a los ocho dominaba el latín. Hijo de un español arequipeño pobre, Melgar estudió en el Seminario Católico de San Jerónimo, donde en 1810 se hizo profesor de gramática, retórica, latín y filosofía. Tradujo a Ovidio y empezó escribiendo por encargo loas, odas y saludos rimados para autoridades y personajes eclesiásticos. Abandonó el seminario en 1813 y se interesó por la poesía romántica de su época. En menos de año y medio escribió la mayoría de los versos que le dan fama. Enamorado de una prima a la que llamó Silvia, Melgar dedicó una carta de 522 versos y poemas de amor contrariado. Rechazado por ella, se enroló en las huestes independentistas en 1814. El 12 de marzo de 1815 fue capturado y fusilado por el ejército del Virreinato del Perú.

“A SILVIA”

Bien puede el mundo entero conjurarse

Contra mi dulce amor y mi ternura

Y el odio infame y tiranía dura

De todo su rigor contra mí armarse;

Bien puede el tiempo rápido cebarse

En la gracia y primor de su hermosura,

Para que cual si fuese llama impura

Pueda el fuego de amor en mí acabarse;

Bien puede en fin la suerte vacilante,

Que eleva, abate, ensalza y atropella,

Alzarme o abatirme en un instante;

Que al mundo, al tiempo y a mi varia estrella,

Más fino cada vez y más constante,

Les diré: “Silvia es mía y yo soy de ella”.